Guía rápida para llevar la contraria en la oficina sobre la acupuntura

568f867ea0a1eCualquier mañana, un compañero de trabajo comentará su última sesión de acupuntura con el imperdonable ¡Pues a mí me funciona! Anticípate. Tienes que estar preparado.

Estos son algunos de los lugares comunes que tienden a repetir los pacientes y practicantes de acupuntura, convencidos de que un desequilibrio en la energía universal del chi está provocando ese dolor en la parte baja de tu espalda. Cada argumento va acompañado de respuestas que puedes ensayar ante el espejo antes de ir a la oficina.

– Se ha demostrado que la acupuntura funciona para algunas dolencias

Tras varias décadas de investigación y más de 3.000 ensayos clínicos, la acupuntura no ha demostrado ir más allá del efecto placebo. (Meta-análisis) (Artículo en profundidad en PLCBO.NET).

– La acupuntura se practica desde hace miles de años en China 

a) Que algo se haya dado por cierto durante largo tiempo, o por mucha gente, no significa que funcione. La humanidad trabajó durante siglos con la idea de que el mar se termina en un precipicio lleno de monstruos.

b) Si se trata de buscar medicinas antiguas, ¿Por qué no la alquimia europea? Añada una dosis de plomo a su tratamiento con agujas.

c) Los primeros rastros de la acupuntura se remontan a hace 2.000 años, o quizás antes. Durante cerca de mil años estuvo en decadencia en China y se dejó de practicar en torno al siglo XVII con el auge de la medicina herbal. La disciplina que venden los acupuntores actuales se rediseñó en el siglo XX, particularmente durante la Revolución Cultural China, en los 60 y 70, como forma de propaganda del régimen de Pekín para exaltar las bondades del gigante asiático frente a la tiranía de la cultura yanki. (Lea más aquí, aquí y, si de verdad le interesa el tema y tiene tiempo, aquí).



– La acupuntura se puede explicar científicamente, quizás con los aparatos adecuados

a) Incluso si se inventara un aparato para medir la energía imaginaria del chi, se ha demostrado que clavar agujas en los supuestos canales energéticos del cuerpo no cura enfermedad alguna. Si esos canales existen, tendrán otros usos.

b) Se han publicado cientos de estudios y revisiones de esos estudios para comprobar la eficacia de la acupuntura. El efecto de clavar agujas en los puntos que marca la tradición china es similar a clavar agujas en puntos al azar. Engañar al paciente con agujas retráctiles que en realidad no se clavan también produce resultados satisfactorios, porque el mecanismo curativo de la acupuntura está basado en el efecto placebo.

c) Si usted cree que las pruebas científicas son el mejor criterio para confiar en un remedio, felicidades por haber alcanzado esa conclusión, es sin duda un paso adelante. A partir de ahora, su médico podrá recomendarle terapias que han demostrado ser eficaces para su dolencia. Olvide a su naturópata.

– Yo tengo un estudio que dice que la acupuntura funciona

Existen muchos estudios que demuestran que los pacientes mejoran tras someterse a sesiones de acupuntura. Se trata de excelentes trabajos que documentan la potencia del efecto placebo.

Compañera de oficina convencida de que a ella le funciona la acupuntura

Compañera de oficina convencida de que a ella le funciona la acupuntura

La mayoría se basan en cuestionarios en los que el paciente juzga su percepción del dolor tras ser atendido por un amable naturópata. Suelen arrojar resultados positivos aquellos estudios que evitan comparan si clavar agujas es más o menos efectivo que someterse a acupuntura falsa -agujas retráctiles o clavadas en puntos “no mágicos”-. Los medicamentos, en comparación, están obligados a demostrar que son mejores que un medicamento falso.

Los estudios que sí comparan el efecto de la acupuntura real con acupuntura “falsa” han descartado su uso para la mayoría de los dolencias. En unos pocos casos, relacionados con la percepción del dolor, clavar agujas funciona mejor que los tratamientos convencionales. El problema, de nuevo, es que el dolor se pasa sin importar dónde se clavan las agujas, a qué profundidad, ni cuánto tiempo.

Eso es así porque las agujas ponen en marcha los mecanismos del placebo, por lo que el paciente deja momentáneamente de sentir dolor. El cerebro, además, se defiende del pinchazo segregando endorfinas, que actúan como antiinflamatorio y sedante. Si quiere conseguir el mismo efecto de forma más barata y menos agresiva, puede echar una carrera para coger el autobús o comerse una magdalena de chocolate, que también le ayudará a segregar endorfinas.

El sistema público de salud del Reino Unido alerta de que falta “evidencia científica clara sobre los beneficios de la acupuntura para la mayoría de las condiciones en las que se utiliza habitualmente”, instruye a los pacientes a través de su página web dedicada a la acupuntura sobre la existencia del efecto placebo y les subraya que “la existencia de algunas pruebas positivas no significa que la acupuntura funcione para esas condiciones”.

– Quizás es que la acupuntura va mas allá de lo que la ciencia puede probar

a) Lo único que se pide a un remedio es que funcione. Si funciona, está dentro de la ciencia, si no funciona, esta fuera de la ciencia.

b) La ciencia no pide ni siquiera saber por qué y cómo cura una medicina, solo que lo haga.

c) Una buena parte de las teorías científicas probadas y asentadas surgieron como ideas insólitas fuera de las instituciones del conocimiento que demostraron se efectivas. A la acupuntura no le ha ocurrido.



– Si me siento mejor gracias al efecto placebo, ya es algo ¿no?

La práctica de la acupuntura lleva asociado un componente teatral. Un terapeuta con aura de sabiduría y comprensión se pone de nuestro lado y nos aplica una técnica milenaria que la medicina oficial desconoce. Nos hace partícipes de un secreto para iniciados que nos va a curar de esa dolencia que en el hospital no saben cómo tratar.

Si usted no se siente humillado, y cree que su dolor en la rodilla se debe a que la energía universal del chi se ha desequilibrado, disfrute de su efecto placebo.

Si usted o alguien a su cargo sufren un problema de salud que necesita ser tratado con algo más que un cura sana, vayan al médico.

– En China, la acupuntura se utiliza como anestesia en operaciones

No. Ese mito, como muchos otros, proviene de los fraudes que se utilizaron para publicitar la acupuntura los años 70.

– Pero… ¡A mí me funciona!

Pues… ¡A mí no me hace nada!

¿Quiere una explicación más detallada sobre la historia y los mecanismos de la acupuntura? No se quede con las ganas, aquí encontrará un artículo más detallado.

http://wp.me/p7iBBP-4j

There is one comment

Comments are closed.